Coaching

¿No quieres o no puedes?

Esta semana te traigo un nuevo capítulo de los que más me gustan últimamente. Corto y jugoso.

Muchísimas veces te he hablado acerca de Seth Godin y de su blog. Hace unos días lo volvió a hacer. Una obra maestra en poquísimas palabras. Puedes leerlo desde aquí.

¿Por qué a veces nos empeñamos en colgarnos la etiqueta de tontos para evitar hacer algo (y engañarnos a nosotros mismos) cuando sería mucho más honesto decir que ahora mismo no es una prioridad? Continue Reading

Coaching

Cuando nunca es suficiente

Supongo que alguna vez te has encontrado en esta situación: te planteas un objetivo, llegar a una meta clara y cuando estás casi ahí o bien te das cuenta de que necesitas más tiempo y mueves (una vez más!) la fecha de finalización o bien no sientes esa alegría indescriptible que imaginabas.

Vamos a por un ejemplo práctico. Supongamos que quiero perder 7 kilos y hacer ejercicio al menos dos veces a la semana durante los próximos seis meses. Se abren, simplificando mucho, tres escenarios posibles:

  • UNO – Me pongo a ello siendo consciente de que voy a necesitar cada día de mi esfuerzo y voluntad. Pasan los seis meses, cumplo mi objetivo y me siento feliz.
  • DOS – Me pongo a ello y, a pesar que me cuesta mucho y paso por momentos malos, cumplo mi objetivo. Extrañamente no siento nada. Eso me lleva a plantearme para qué tanto esfuerzo y a marcarme un objetivo mas ambicioso esperando que, este sí, llene ese agujero.
  • TRES – Me pongo a ello, empiezo fuerte y me voy diluyendo. Cuando se acerca la fecha pienso que tampoco es tan importante y que puedo atrasarlo unos “mesecitos” más. Pasa un año y sigo igual, en la casilla de salida.

Encuentra las tres diferencias

Puede que ahora mismo estés pensando que el escenario uno y dos no se diferencian tanto. El objetivo se ha cumplido igual y si no te hace feliz pues a aguantarse, es lo que hay.

Pero la gran diferencia entre el uno y los otros dos NO es el haber llegado a la meta; la diferencia está en cómo y por qué razón se eligió ese objetivo.

A veces, si fuéramos absolutamente sinceros con nosotros mismos, nos daríamos cuenta de que intentamos satisfacer a otros. Cumplir las expectativas de otros. Aterrizando en la parte de negocio online estaríamos así por ejemplo si eligiésemos un objetivo de facturación no por nosotros sino porque de esa manera podríamos callar muchas bocas y pasearnos sabiendo que los demás nos miran con admiración.

Y entonces llegas y te das cuenta de que estas exhausto, cansado y que no eres todo lo feliz que se supone que deberías ser. ¿Por qué? Porque esa meta era un objetivo externo a ti.

¡Ojo!, es importante que entiendas que de ninguna manera estoy sugiriendo que tener una meta “práctica”, tangible sea malo. Todo vale siempre y cuando seas tú el que lo decidas.

De eso van nuestros objetivos internos, nuestros objetivos esenciales. Están alineados 100% con nuestros deseos y anhelos más personales y cumplirlos nos hace extremadamente felices. No solamente porque el esfuerzo se ve recompensado sino también porque nos acercan más a lo que queremos SER.

¿Cómo fijo entonces mis objetivos?

Pues mira la mejor respuesta para esto es: ¡siendo egoista!

Piensa en ti, en qué te hace feliz, en qué te gustaría dejar huella, en cómo planeas ayudar a la gente. Por supuesto siendo consciente de que un negocio es siempre un negocio y si no facturas no comes.

Olvídate de lo que se espera de ti, de lo que los demás están haciendo. Saca los pies del tiesto.

Cuando encuentres ese punto exacto en el que se une lo que te encanta hacer con lo que ayuda, de verdad, a otros y además te da dinero habrás encontrado tu respuesta. No es fácil pero, en absoluto, imposible

Telesecretarias

El mapa de objetivos – el camino a una vida productiva

Cuando viajas, habitualmente planificas tu viaje, es decir, organizas las rutas y los monumentos que quieres ver con antelación porque quieres sacarle el mayor partido a la experiencia.

¿Haces lo mismo en tu día a día? ¿Planificas cada aspecto de tu vida? Bueno, deberías, si le quieres sacar el mayor provecho posible.

Es por eso por lo que es esencial establecer objetivos y planificar tu futuro. Continue Reading

Telesecretarias

Cómo mejorar tu productividad en varios pasos

Mejorar tu productividad es uno de los mayores retos a los que te tendrás que enfrentar a lo largo de tu vida. Para los que ya son medianamente productivos, hacer más podría parecer una exageración, y si eres de los que no consiguen hacer demasiadas cosas, empezar a moverte en la dirección adecuada puede parecer algo imposible. Y no consiste simplemente en pasar más horas trabajando. Un estudio de Harvard descubrió que las compañías americanas pierden hasta 63,2 billones por culpa de la baja productividad que causa la falta de sueño. Continue Reading

Telesecretarias

¿Que ha fucionado y que no en 2018?

Creo que, llegados a este punto del año, toca hacer una reflexión seria sobre aquello que ha funcionado y aquello que no.

Antes nunca me apetecía y me daba miedo mirar hacia atrás pero poco a poco he ido dándome cuenta de que era la clave para poder “reconvertirme” y empezar de nuevo con más ganas y, sobre todo, no repitiendo los mismos errores una y otra vez.

Continue Reading

Telesecretarias

¿Como escalar un negocio de consultoría y vender más sin trabajar más?

Vender más sin tener que trabajar más.

El concepto detrás de esta idea se llama escalabilidad.

Voy a tratar de explicarte el problema con palabras super sencillas.

Imaginemos que eres consultor y que, en este momento, vendes básicamente una hora de tu tiempo a cambio de una tarifa

Si decides montar un sistema de atracción de Leads 24*7*365, es probable que vendas más.

Pero tu proceso de entrega está diseñado de tal forma que, si vendes el doble, …pues trabajas el doble en la entrega.

Vamos a ver qué formas hay de resolver este problema:

Solución nº1 – Poner a más gente

Es una excelente respuesta, pero presupone varias cosas:

  • Contratar colaboradores.
  • Formar, colaborar… y si tu método de trabajo sólo está en tu cabeza, no estás preparado para esto.
  • Gestionar colaboradores, hacer reuniones.
  • Tener una oficina. Aunque este último punto es cada vez más prescindible, muchos consultores no se atreven a pensar en diseñar su propio equipo en remoto.

Bueno, ya lo has entendido. Este camino dispara todas las alarmas de un dueño a la cabeza de un negocio unipersonal que funciona más o menos.

Solo son miedos, pero son muchos a la vez.

Los miedos están para afrontarlos. Es la única forma de seguir avanzando para hacer crecer tu negocio.

¿Existe una alternativa, Franck?

Sip la hay.

Solución nº2 – Atacar de frente tus procesos de entrega

Ahora trabajas en 1 a 1 y crees que es la única forma de hacerlo.

En cambio, si rompes el paradigma del trabajo a medida y que lo que paga el cliente son horas de tu tiempo en 1 a 1, podemos avanzar.

Lo único que le importa a tu cliente son los resultados.

No tu actividad, las horas que echas.

Si le explicas que sus resultados se van a aceleran si participa en un proyecto grupal, te sorprenderá ver cuántos de tus clientes lo aceptan.

Si trabajas en grupo (1 a N), en ese caso, por cada hora de tu tiempo puedes atender digamos a 5 clientes.

Si tu servicio ad-hoc individual vale 5.000€ y ahora ofreces un servicio grupal a 3.000€, pasas de ganar 5.000€ por cliente a 15.000€ por cada grupo… por la misma inversión de tu tiempo.

Has escalado.

¿Por qué lo grupal siempre supera a lo individual?

Centremos este debate en un servicio de consulting o coaching.

Desde la perspectiva del cliente de un servicio grupal:

  • Es más barato que el individual.
  • Se aprende más, porque cada cliente descubre a la vez otros 4 proyectos. Se minimiza el riesgo en grupo.
  • Es más divertido. Fijo!
  • El 80% del valor puede ser entregado en el 20% del tiempo… si el mentor ha diseñado una buena metodología.

Detrás de todo consultor brillantísimo, hay una metodología de trabajo millonaria que se pierde… porque no se ha documentado.

Además, documentar cómo trabajas con tus clientes, hará tus resultados más consistentes y mejorará la experiencia.

Podrás contratar perfiles más Junior que estarán operativos más rápido… y seguramente más felices de trabajar para ti porque les das autonomía, siguiendo la metodología que has diseñado.

Si lo piensas bien, solo hay ventajas.

Para mí, lo grupal siempre supera lo individual, al igual que lo digital en 1 a 1 siempre supera a lo presencial en 1 a 1.

Tan solo percibo más valor a lo grupal en presencial, porque hay experiencias sensoriales que no se pueden reproducir igual en digital. Piensas en emociones o dinámicas de grupo táctiles o procesos hiper creativos y colaborativos.

Paso siguiente, ¡tu infoproducto!

Si llevas tiempo trabajando con éxito en 1 a N, con grupos, estarás cansado de repetir lo mismo.

Ha llegado el momento de crear tu infoproducto, con una claridad absoluta sobre lo que necesitas crear.

Paso siguiente, el grial: tu escuela de “Mini Tú”

Por poco que amplíes un poco la temática de tu infoproducto, puedes crear un Máster de Mini Tus.

Tus alumnos te pagan para que les formes.

Y puedes quedarte con los mejores alumnos para meterles en tu actividad de consulting, teniendo una cantera de posibles empleados inmediatamente productivos.

¿No es esta la mejor forma de contratar talento a riesgo cero?

Si quieres escalar sin trabajar más, tan sólo debes aceptar que no lo vas a lograr entregando lo que vendes cómo lo haces ahora.

Cambiar es necesario.

Creo que la oportunidad que tienes por delante se lo merece.

¿No estás de acuerdo?

Escrito por 

Telesecretarias

“PRODUCTICE” SUS SERVICIOS

Quienes vendemos servicios sufrimos de complejo de niño diferente: “Lo que aplica para los productos no aplica para los servicios”, “Los servicios son un mundo aparte”, “Es que la gente no los puede tocar”, “No es lo mismo vender productos que servicios”, “Vender servicios es más difícil”, etc., etc., etc. Continue Reading

Telesecretarias

¿Cómo evitar procastinar (dejar para luego) las tareas más tediosas?

Ser autónomo no sólo supone estar afiliado al RETA.Facturas, correos, proveedores, llamadas, ventas, papeleos, entre otras muchas tareas, forman parte del día a día del trabajador por cuenta propia. Cuando un trabajador no tiene horarios y depende directamente de sus acciones y estrategias, el estrés y la ansiedad pueden instalarse en su rutina. Y es que, la sobrecarga de tareas, con todo lo que ello implica, es la principal razón por la que muchos autónomos ‘dejan para mañana lo que pueden hacer hoy’. Procastinar es un mecanismo de defensa al que, inconscientemente, recurre el autónomo para evadirse de sus responsabilidades, para sustituir obligación por satisfacción, trabajo por recompensa. Continue Reading