Telesecretarias

Como leer la mente a tus clientes

En este post quiero hablarte del tercer problema importante que suelo encontrarme en la mayoría de emprendedores digitales.

Y es el de pensar solo en sí mismos. algo que se refleja en sus productos y en su negocio.

En vez de responder a las necesidades de sus clientes.

Mata a tu ego

Debes entender que tienes que matar a tu ego.

Porque es completamente irrelevante.

En un negocio la gente tiene una serie de problemas y tú tienes que dirigirte a sus problemas.

Ellos tienen que entender rápidamente cómo puedes ayudarles a resolver sus problemas.

Sabes ya qué debes hacer, ¿verdad?.

Céntrate en entender mejor la psicología de tus clientes.

Céntrate en cuáles son sus miedos, sus deseos, sus frustraciones y en cuáles son sus objetivos.

Céntrate en aportar respuesta y en ofrecer una solución que les permita avanzar en el propósito que se han marcado.

Esto se llama aportar valor.

Cuando hablas con un posible cliente, si solo te centras en describir las características de tu solución, lo único que puedes conseguir es aburrir a esta persona.

Tienes que hablar siempre de los beneficios de tu solución.

Los beneficios son el resultado de utilizar el producto que vendes.

O el resultado de la solución que ofreces, el servicios que das.

Por ejemplo, nadie quiere comprar una pizarra blanca.

Pero en cambio si hablas con personas que son infoproductores, y entienden que tienen que producir contenidos superiores, en este caso podrías desarrollar tu estrategia de comunicación hacía lo que ellos desean.

Explicar cómo la pizarra es una herramienta que puede ayudarles en este propósito.

Va a ser mucho más fácil vender algo relacionado con lo que necesitan hacer ellos, en vez de centrar el mensaje sobre las características de la pizarra, de como se limpia fácilmente, se puede dar la vuelta, etc.

Tienes que centrarte en explicar cómo pueden, gracias a esta pizarra, crear contenidos superiores, que es el objetivo que tienen estas personas y así te será mucho más fácil vender este tipo de solución.

Debes tener muy claro que todos vendemos un resultado.

El dentista no limpia dientes, el dentista vende una sonrisa irresistible.

Como el entrenador personal no vende salud, o puede vender salud, pero también vende un cuerpo de diseño de los que podemos presumir en la playa, etc.

Todos los profesionales vendemos una transformación y debemos tenerlo claro.

Tienes que dejar de pensar en ti, en tus propios objetivos, y lo que hace tu producto, porque es irrelevante, no nos importa.

Lo que tienes que hacer es explicar cómo puedes ayudar a tus posibles clientes a llegar hasta la cima o la meta que ellos se han marcado.

Explícales cómo puedes acelerarles, como puedes liberarles con menos riesgo, o como puedes liberarles con una mayor calidad.

Estas son las preguntas fundamentales.

Debes tener muy claro a quién te diriges.

A qué tipo de persona estás vendiendo.

Y de esta forma, pues, podrás entender más que nadie sus deseos, sus frustraciones, sus problemas actuales y  sus necesidades.

Si haces esto te anticipas, conociendo su forma de pensar y su psicología, anticipando sus objeciones y sus expectativas.

Te será mucho más fácil vender, con lo cual no se tratará de ti, de lo que estás haciendo, se trata de ellos y de cómo puedes ayudarles.

En los próximos post te voy a explicar cómo encontrar el mejor nicho del mercado posible para ti, para desarrollar tu actividad digital.

Te contaré por qué no necesitas aprender absolutamente nada más.

Por qué puedes empezar hoy mismo a monetizar tus conocimientos.

Y cómo podrás matar para siempre el impostor que todos llevamos dentro.

Te contaré cuál es la hora hoja de ruta en sencillas etapas para poder empezar a captar tus clientes en digital e ir creando un sistema que te va a permitir a transformar tu negocio por completo.

Escrito por 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *