Branding y autopromocion

Del amor al odio hay un correo

Algunas empresas no entienden que cuando aceptas formar parte de su lista de clientes (newsletter) no significa que vendas tu alma a esa marca. Los usuarios aceptan con agrado correos electrónicos en los que se les informa sobre ese sector o se les avisa de que pronto habrá una promoción.

El email-marketing es una buena herramienta si se sabe gestionar. Pero si quieres que tu plan se vaya al traste: envía correos todas las semanas, normalmente con el mismo mensaje y sin que el remitente obtenga un beneficio claro.

Consejos para practicar un email marketing efectivo

  • Crear una newsletter acorde con nuestro perfil de usuario. Nada de enviar dos o tres correos a la semana si le hemos prometido uno mensual.
  • Si enviamos un correo a nuestro cliente que sea por un motivo de peso. Sabemos que no dispone de tiempo y quizás sólo lea el ‘Asunto’, así que la información relevante ha de ir en ese lugar.
  • Un correo electrónico no es una página web, tengamos cuidado con el uso de códigos javascript, iframes, imágenes de fondo, etcétera.
  • El cliente no compra. ¿Lo hará si enviamos diez correos al mes insistiendo?¡No! Mejor será apostar por un contenido como vídeos o artículos informativos que puedan resolver dudas. Tal vez de esta forma, se decida a comprar pero presionar es absurdo.

Sé breve

‘Lo bueno, si breve, dos veces bueno’. Un email directo, con frases que aporten información precisa y clara, con una imagen cuidada y que resulte de utilidad es la clave.

Si ahora se lleva o no insertar un vídeo no el quid de la cuestión sino saber si a nuestros clientes les interesa esa herramienta de comunicación o si van a tener tiempo.

Si recibimos un correo tiene que ser por un motivo; el objetivo debe quedar claro a un primer golpe de vista.

Un artículo escrito por Joana Sanchez

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *