Branding y autopromocion

Frankenstein y los menús degustación

Ya lo decía Forrest Gump:

«La vida es como una caja de bombones, nunca sabes lo que te va a tocar».

Los eventos son igualitos a una caja de bombones 😀

Nunca sabes con quién vas a coincidir en el tren o en el metro de camino.

Nunca sabes quién se va a sentar a tu lado.

O nunca sabes con quién vas a terminar de cañas…

Por ejemplo, cuando fui al evento de Hotmart en Brasil, no pude imaginar que terminaría dando un paseo de varias horas con Ángel Alegre, del que surgió una de las colaboraciones más importantes que he realizado.

En mi negocio acudir a eventos, estar en contacto con otros profesionales y escuchar ponencias es una inversión y nunca un gasto.



Es verdad que me he tragado muchas charlas aburridísimas con PowerPoints de la muerte. Aun así cuando pongo en un lado de la balanza los aprendizajes, la energía y los contactos, y en el otro las ponencias rollazo, siempre gana lo primero.

Para intentar evitar las charlas inútiles cada vez elijo con más cuidado los eventos a los que acudo.

Los últimos han sido en Estados Unidos y en Brasil, porque allí es donde puedes aprender las últimas tendencias con personas que mueven audiencias inmensas.

Pero, oye, ya sé que no siempre puedes meterte 8 o 10 horas en un avión, dejar tu familia y parar de trabajar durante una semana.

También he estado en eventos «al lado de casa» que me han aportado muchísimo. Solo hay que saber elegir y acudir con la mentalidad adecuada.

Algunos eventos están diseñados con un objetivo superclaro, y otros son un poco «Frankenstein».

Te cuentan cosas de aquí y de allá, pero les falta foco y el resultado es una mezcla un poco extraña, como el pobre Frankenstein.

Y cuando terminas y te vas a tu casa te queda la misma sensación que cuando vas a un restaurante modernísimo a tomar un menú degustación. Has probado de todo un poco, pero te has quedado con hambre y no puedes dejar de pensar en un chuletón.

Después de haber ido a muuuuchos congresos y jornadas, mi consejo es que huyas de los eventos «Frankenstein». Si crees que el programa es una mezcla de temas sin mucho sentido, ¡huye!

Y a los eventos a los que vayas, hazlo siempre con la predisposición de aprender y hablar con todo el mundo porque «nunca sabes lo que te va a tocar».

Javi Pastor

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *