Branding y autopromocion

Sobre mí: cómo escribir una de las páginas más importantes de tu web

Sobre mí, Acerca de, Sobre nosotros, Quiénes somos… Pongámosle el nombre que quieras; lo importante es que en el próximo post te voy a enseñar a escribir la página más personal de una web.

¿Por qué?

Porque si echas un vistazo a tu Google Analytics, verás que el sobre mí es una de las páginas más visitadas.

Y ojo, que esto tiene un mérito tremendo: el sobre mí no es un lugar para hacer SEO, ya que los nombres de marca suelen posicionar en la home.

Entonces, si no se llega a esa web con el SEO y aun así sigue siendo una de las más visitadas (por encima incluso de muchos posts), ¿cómo pasa eso?

Sencilla y llanamente, porque a la gente que entra en tu web le interesa y hace clic de forma explícita desde el menú.

Mira, por si tenías alguna duda, te enseño las visitas a mi sobre mí durante el último año y medio:

Mi sobre mí es la quinta página más visitada de la web, y contando con que la home siempre es la primera por definición, no está nada mal, ¿no?

Vale, la estadística nos ha confirmado que es importante.

Pero vamos a dejarla de lado y a aplicar sentido común: ¿por qué tendrías que tener un sobre mí donde esté cuidado hasta el más mínimo detalle, que escapara a lo que se ve en el 99% de los casos?

Te habla la experiencia: porque compramos a personas, no a empresas.

Cuando vamos a comprar un servicio de marketing, por ejemplo, ¿no elegirías antes una empresa que tiene un sobre mí muy currado, hablando de lo que hacen y de la plantilla en su justa medida en un tono amigable y adaptado, que a otra que caiga en los clichés tipo:

  • Más de 20 años de experiencia
  • Los mejores en lo nuestro
  • Servicio único
  • Marcamos la diferencia
  • …?

Eliges la primera, te lo digo yo, cuando veas que está compuesta por seres humanos como tú y como yo, con gustos particulares, con una vida más allá del curro.

Eliges el sobre mí que no habla solamente de ellos, sino que también te informa de cómo puede ayudarte.

Eliges el sobre mí que te hace empatizar, el que humaniza la marca.

Y eliges el sobre mí que te lo pone fácil y te lleva de la mano, porque cuando alguien se lee entero el about tras haber visitado una página de ventas, al final tienes que ponerle fácil que te pida presupuesto. Con un CTA en el momento justo, sí.

Bueno, visto por qué es tan importante el sobre mí de cualquier web, vamos a ver los pasos que considero imprescindibles para construir uno de garantías.



Pasos para escribir el sobre mí de tu web

Venga, vamos a ir por orden. La cosa quedaría así:

#1 Llama la atención

¿Cómo? ¿Llamar la atención, como si fuera una página de ventas?

Me temo que sí: el sobre mí sigue siendo una página y se rige por la famosa norma de que solo tienes 7 segundos para impresionar al lector y que siga leyendo.

Para llamar la atención puedes hacer uso de los famosos puntos de dolor, lanzar preguntas que el lector conteste afirmativamente en su cabeza o utilizar un titular llamativo relacionado con algún beneficio.

Eso ya lo decides tú.

#2 Cuenta qué puedes hacer por tu lector

Probablemente tengas una página de servicios anclada al menú al lado del about, pero no por ello tienes que dejar de decir a qué te dedicas en esta página.

Cuanto antes asumas que el sobre mí es como una página de ventas más, mejor.

Forma parte de un todo y cumple su función, como el resto de páginas. Está alineada a la perfección con la home, con la de servicios, con el contacto y hasta con el blog.

Y como parte de ese todo, antes de lanzarte a hablar de ti personalmente deberías centrarte en qué puedes hacer por el lector. Como ves no es tanto un sobre mí, sino un sobre mí + sobre el lector.

#3 ¿Por qué tú?

Llega el momento de desplegar todo tu arsenal: las propuestas de valor.

¿Por qué elegirte a ti y no a alguien que hace exactamente lo mismo que tú?

Cuéntalo en tu sobre mí de forma explícita antes de pasar, ahora sí, a la parte más personal.

#4 Hora de ponerte personal

Llegados a este punto, va siendo hora de que tu lector se entere de cosas más tirando a personales.

¿Qué tienes que poner?

Bueno, aquí tienes un margen amplísimo para hacer lo que quieras, pero yo te recomiendo lo siguiente:

  • No cuentes una historia de 800 palabras: sé escueto en la medida de lo posible.
  • Cuanta más info condensada y resumida des, mucho mejor.
  • Intenta poner cosas con las que tu lector pueda verse identificado. Quieres que te humanicen.
  • Los gustos y aficiones son muy de todo el mundo. Es una buena oportunidad para que empaticen contigo.

Mira mi sobre mí: hablo desde que soy del Celta hasta que duermo pocas horas, pasando por que he sido músico y que estuve un tiempo ganando dinero apostando.

#5 Acción: toca rematar

Este punto es uno de los más críticos. Se le olvida a todo el mundo.

Vamos a ver: se han recorrido tu sobre mí de arriba abajo, pasando de un bloque a otro, leyendo toooodo lo que estabas queriendo contar. Y han llegado al final.

Tiene su mérito, pues los sobre mí no son páginas especialmente cortas.

¿Y dejas que la fortuna haga su papel?

De eso nada: pónselo fácil a tu lector con uno, dos o más botones que le lleven al siguiente escalón del proceso de navegación por tu web: ¿consultar un servicio específico? ¿Ir a la página de contacto para solicitarte información? ¿Descargarse un lead magnet?

Cierra tu sobre mí bien, o todo lo bueno que hayas hecho antes no servirá de nada.

Bonus: 3 errores imperdonables al redactar el sobre mí

Ya hemos visto la estructura que debería tener, pero ahora nos vamos al lado contrario: los errores.

Esas meteduras de pata que hay que evitar sí o sí.

Te voy a dar tres:

  1. No vas al cliente; solo hablas de ti: es un poco el resumen de todo lo que hemos visto antes. Recuerda que el sobre mí no es solo sobre ti.
  2. Utilizas fotos… de stock: fatal. En tu sobre mí se espera que haya alguna foto tuya. No cometas la temeridad de considerar tonto al lector poniendo una foto de stock, por favor.
  3. Caes en los clichés: es posible que en algún momento, rellenando los bloques que te he comentado, caigas en la tentación de utilizar algún cliché. Esas frases tan manidas no le hacen ningún favor a nadie (bueno, a tu competencia sí). Evítalas. Sé fresco, sé diferente, que la página se presta a ello.

Y tú, ¿cómo llevas esto del sobre mí? ¿Lo tienes escrito un poco al tuntún o hay estrategia detrás?

¡Te leo abajo!

Un artículo escrito por

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *